martes, 27 de enero de 2009

CONTRATO DE COMPRAVENTA. ANALISIS DE LA DEFINICION.


 


 

CAPITULO 1

CONTRATO DE COMPRAVENTA


 

(Tomado del Libro "LOS PRINCIPALES CONTRATOS CIVILES Y COMERCIALES" del Profesor JOSE ALEJANDRO BONIVENTO FERNANDEZ. Tomo II. Sexta Edición. 2003.)


 

El artículo 1849 del Código Civil define la compraventa como "El contrato en que una de las partes se obliga a dar una cosa y la otra a pagarla en dinero".


 

Es el más frecuente e importante de los contratos. El hombre, en sí, necesita adquirir o disponer de las cosas; para ello requiere de un vínculo jurídico, que se obtiene, la mayoría de las veces, por medio de la compraventa, vulgarmente se conoce como compra o venta, recogiendo la idea general del contrato. De ahí que se diga contrato de compra o contrato de venta, para denotar la compraventa.


 

Controversias se han .presentado y, seguramente, se seguirán presentando en la interpretación de este vocablo; hay dos corrientes respetables y opuestas, por decirlo así, alrededor de este tema.

Cronológicamente, la compraventa no es el primero de los contratos. Es, indiscutiblemente, la permuta, permutación o cambio, porque es sabido que las relaciones de comercio se desprendían del cambio de una cosa por otra ya que la moneda no tenía vigencia, por no conocerse. Una vez que la moneda fue acogida, como elemento de valor, el contrato de permuta fue perdiendo eficacia para dar paso a la compraventa. Es el dinero, como consecuencia de lo anterior, el que impone la característica fundamental de este acto jurídico. Por eso dice el art. 1849: "El dinero que el comprador da por la cosa se llama precio" y el art. 1850 agrega: "Cuando el precio consiste parte en dinero y parte en otra cosa, se entenderá permuta si la cosa vale más que el dinero; y venta en el caso contrario".


 

2. Alcance de la expresión DAR del artículo 1849.


 

Resulta interesante precisar el alcance de la expresión dar de que habla el artículo 1849 por cuanto el contenido que se le imponga hace fijar los efectos del cumplimiento o incumplimiento del contrato.


 

Se han presentado controversias sobre el particular, existiendo dos corrientes opuestas:


 

a)- La que sostiene que cuando el Código Civil habla de dar no significa tan solo entregar, sino que exige la transmisión del dominio del bien. Esto es, que la obligación de dar por parte del vendedor, va más allá de la simple entrega al considerarse que la esencia de este negocio jurídico es la intención y la obligación de transferir la propiedad, por parte del vendedor, y la de adquirirla, por parte del comprador. Si se hace la entrega pero no se transmite el dominio, no se ha cumplido con la obligación principal de dar, pudiendo el comprador con fundamento en el carácter bilateral del acto, pedir la resolución o el cumplimiento, en ambos casos con indemnización de perjuicios.

Dice Alvaro Pérez Vives, partidario de esta corriente: "Lo dicho significa que es esencial a la compraventa la intención de transferir la propiedad, por parte del vendedor, y de adquirida, por parte del comprador; e igual cosa sucedía en el Derecho Romano pero los juristas de la Gran Roma no consideraban necesaria la efectividad de esta disposición: bastaba que el comprador recibiera o se hiciera a la cosa en forma que pudiera disfrutar de ella sin, transmisión expresa de propiedad. En cambio, nosotros consideramos, respetando otras opiniones más autorizadas que sostienen lo contrario, que en Colombia es necesaria la efectividad de la intención de transferir y adquirir el dominio, no para la existencia del contrato, sino, y es muy diferente, para el cabal cumplimiento de las obligaciones del vendedor. Para que el contrato exista basta que haya la intención de transferir y adquirir el dominio, en lo que a ella se refiere y es necesaria su ocurrencia para la formación del contrato. Pero para que el vendedor cumpla su obligación principal, es indispensable que dé la cosa vendida. El contrajo una obligación de dar y debe cumplirla. Para hacerlo tiene que hacer la tradición de la cosa; si es mueble en la forma prevista por los artículos 754 y 755 del Código Civil; si es inmueble por medio de la inscripción en la oficina de registro respectiva (Artículo 756 y concordantes). Pero, además, debe procurar al comprador la posesión pacífica y útil del objeto vendido. Esto es, debe hacer lo que propiamente se llama entrega de la cosa (Artículo 1880).


 

ARTICULO 754. FORMAS DE LA TRADICION. La tradición de una cosa corporal mueble deberá hacerse significando una de las partes a la otra que le transfiere el dominio, y figurando esta transferencia por uno de los medios siguientes:

1o.) Permitiéndole la aprehensión material de una cosa presente.

2o.) Mostrándosela.

3o.) Entregándole las llaves del granero, almacén, cofre o lugar cualquiera en que esté guardada la cosa.

4o.) Encargándose el uno de poner la cosa a disposición del otro en el lugar convenido.

5o.) Por la venta, donación u otro título de enajenación conferido al que tiene la cosa mueble como usufructuario, arrendatario, comodatario, depositario o a cualquier otro título no traslaticio de dominio; y recíprocamente por el mero contrato en que el dueño se constituye usufructuario, comodatario, arrendatario, etc.


 

ARTICULO 755. TRADICION DE COSAS DE UN PREDIO O FRUTOS PENDIENTES. Cuando con permiso del dueño de un predio se toman en él piedras, frutos pendientes u otras cosas que forman parte del predio, la tradición se verifica en el momento de la separación de estos objetos.

Aquel a quien se debieren los frutos de una sementera, viña o plantío, podrá entrar a cogerlos, fijándose el día y hora, de común acuerdo con el dueño.


 

ARTICULO 756. TRADICION DE BIENES INMUEBLES. Se efectuará la tradición del dominio de los bienes raíces por la inscripción del título en la oficina de registro de instrumentos públicos. De la misma manera se efectuará la tradición de los derechos de usufructo o de uso, constituidos en bienes raíces, y de los de habitación o hipoteca.


 

b) La segunda corriente sostiene que DAR es sinónimo de entregar, por lo cual se cumple esta exigencia entregando físicamente la cosa y garantizando su posesión pacífica. El Doctor BONIVENTO FERNANDEZ, cuya obra es la base de esta ayuda pedagógica, sostiene que esta es una tesis más acorde con la ley colombiana.


 

  1. Porque el proyecto de ANDRES BELLO para el Código Civil Chileno, se separó del derecho francés, acogiendo la tesis del Derecho Romano, según la cual bastaba para perfeccionar el contrato que se entrara en posesión de la cosa, sin entrara a considerar la transmisión de la propiedad.
  2. A diferencia del derecho Francés, nuestro sistema civil considera la compraventa como título y fuente de obligaciones, no como modo, al tiempo que aquella considera como título y modo a este contrato.
  3. El art. 1880 establece dos obligaciones: a) Entrega y b) Saneamiento. La entrega no se refiere a la tradición en su sentido estricto sino a la entrega material. En cuanto al saneamiento esta obligación solo surge cuando existe sentencia judicial.

ARTICULO 1894. EVICCION DE LA COSA COMPRADA. Hay evicción de la cosa comprada, cuando el comprador es privado del todo o parte de ella, por sentencia judicial.

No puede desconocerse que, aunque se presente la evicción, como contrato bilateral, lleva envuelta la condición resolutoria en caso de no cumplirse lo prometido por uno de los contratantes (ART. 1546 C.C.).

En el Código de Comercio se avanzó en la expresión "DAR" para asimilarla a transmisión de la propiedad, lo cual cierra la puerta a las discusiones planteadas en el Código Civil, como quedó dicho en precedencia.


ARTICULO 905. DEFINICION DE COMPRAVENTA. La compraventa es un contrato en que una de las partes se obliga a trasmitir la propiedad de una cosa y la otra a pagarla en dinero. El dinero que el comprador da por la cosa vendida se llama precio.

Cuando el precio consista parte en dinero y parte en otra cosa, se entenderá permuta si la cosa vale más que el dinero, y venta en el caso contrario.


 

Para los efectos de este artículo se equipararán a dinero los títulos valores de contenido crediticio y los créditos comunes representativos de dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario